Más vale tarde que nunca: Facebook ya no quiere que compartas noticas sin antes leerlas

La red social comenzó a probar una función que advertirá a los usuarios cuando compartan noticias sin ingresar primero a leer su contenido.

En una era en la que cada vez pasamos más tiempo en redes sociales, es necesario contar con herramientas contra la desinformación. Facebook comienza a probar una utilidad que advierte a los usuarios cuando están por compartir una noticia de otra persona o web sin haber ingresado a leerla.

Con esta herramienta, la plataforma fundada por Mark Zuckerberg quiere sumar fiabilidad al contenido que circula en ella. La falta de veracidad en muchas publicaciones han sido motivo de importantes críticas, en especial durante la pandemia. Es cierto que las fake news no son de circulación exclusiva en Facebook, pero la masa global de usuarios que posee una cuenta en esta plataforma hace más sencilla la viralización de información errónea.

«A partir de hoy, estamos probando una forma de promover un intercambio más informado de artículos de noticias. Si vas a compartir el enlace de un artículo de noticias que no has abierto, te mostraremos un mensaje que te anima a abrirlo y leerlo, antes de compartirlo con otros», explicaron desde Facebook.

Facebook y el peligro de compartir sin leer

El sistema adoptado por Facebook está claramente basado en el que comenzó a utilizar Twitter el año pasado. En junio de 2020, dicha red social implementó la iniciativa de «leer antes de retuitear», con el objetivo de reducir la circulación de información potencialmente incorrecta.

De ahora en adelante, quienes prueben la nueva herramienta de Facebook verán un recuadro cuando quieran compartir contenido no leído. «Estás a punto de compartir este artículo sin abrirlo. Compartir artículos sin antes leerlos puede significar perder datos claves», dice la advertencia. Así los usuarios tendrán dos opciones: abrir la noticia o compartirla de todos modos.

Todavía no se sabe por cuánto tiempo la nueva herramienta de Facebook estará bajo prueba, ni cuánta gente tiene acceso a ella. De cualquier manera, es probable que en un plazo no muy lejano esté a disposición de la gran mayoría de las cuentas en la red social.

Lo negativo es que la utilidad llega exageradamente tarde, en especial si se toma en consideración que Facebook pretende ser una fuente fiable de noticias. Lo positivo es que, sin esforzarse demasiado y a pesar de la demora, la plataforma añade un paso extra que puede ser crucial para combatir la desinformación.