Las diferencias pueden resultar un imán en el momento de entablar una relación. Por ello no es extraño observar parejas que, a simple vista, resultan disparejas. Es entonces cuando se alimenta la leyenda urbana de que los polos opuestos se atraen y esas diferencias tan necesarias nos resultan, por lo general, irresistibles.

Para tratar de entenderlo, hay que comenzar por lo básico: ¿Lo vemos desde el punto de vista de un hombre o de una mujer? Básico, pero inmensamente complicado cuando las razones que nos hacen actuar son tan diferentes, pero tan naturales.

Acompaña a Natalia y Chanklas a lo largo de estas dos intensas horas para tratar de analizar los diferentes temas a los que nos enfrentamos diariamente en nuestra convivencia con el sexo opuesto y cuya complejidad va un poco más allá de "entender la diferencia entre hormona y neurona", pues ojalá las relaciones sociales resultaran tan fáciles de comprender como la Ley de Atracción.

Este es justo el programa que estabas esperando. Te retamos a simplemente escucharlo y no querer opinar.