Acusan a J.K Rowling de transfobia tras polémico tuit

Una investigadora llamada Maya Forstater perdió su trabajo en el Centro Para el Desarrollo Global, luego de utilizar su cuenta de Twitter para asegurar que las mujeres transgénero no pueden cambiar su sexo biológico. Tras ser despedida y demandar a la empresa, un juez ratificó el veredicto argumentando que sus opiniones eran “absolutistas”.

La mujer, de 45 años, es una experta en impuestos y fue becaria visitante en el Centro Para el Desarrollo Global (CGD), un grupo de expertos de todo el mundo que realizan campañas en contra de la pobreza y desigualdad. Su contrato con la organización benéfica con sede en Washington y Londres no fue renovado en marzo de este año, luego de que publicara los polémicos tuits en relación a las mujeres transgénero.

Fue el juez de empleo James Tayler quien dictaminó que las opiniones de Maya Forstater “no tenían la característica de protegida de la creencia filosófica”. Es así que fue acusada de utilizar lenguaje ofensivo y excluyente, que se opone a las propuestas gubernamentales para reformar la Ley de Reconocimiento de Género y permitir que las personas se autoidentifiquen con el sexo opuesto.

“Lucho para expresar la sorpresa y la incredulidad que siento al leer esta resolución, que creo debe ser compartida por la mayor cantidad de personas que se han familiarizado con mi cado”, declaró Forstater, responsable de tuits que decían que “los hombres no pueden convertirse en mujeres”, en alusión a las mujeres transgénero que piden ser reconocidas como tal.

“Mi creencia es que el sexo es un hecho biológico inmutable. Hay dos sexos: masculino y femenino. Los hombres son hombres y las mujeres y niñas son mujeres. Es imposible cambiar el sexo”, explicó.

J.k Rowling, autora de la popular saga Harry Potter, fue acusada de transfobia por internautas después de publicar un polémico tuit.

En su cuenta de Twitter, compartió un mensaje de apoyo a Maya y fue acusada por ciento de usuarios de transfobia.

“Vístete como quieras, llámate como quieras. Acuéstate con cualquier adulto de forma consentida. Vive tu vida lo mejor posible en paz y a salvo ¿Pero obligar a las mujeres a dejar su trabajo por afirmar que el sexo es real?”

De inmediato, algunos de sus seguidores se sintieron desilusionados por la postura de la escritora y la calificaron como una Feminista Radical Trans-Excluyente (TERF).

Escritores como Anabda Jetté Knox, quien es defensora de los derechos de la comunidad LGBTTTIQ, declaró que fue triste leer esa postura por parte de una de las autoras más queridas del mundo.

RSS
Facebook
Facebook